Skip to content

El Fantasma de la Ópera (2004)

2004_the_phantom_of_the_operaEn la preparación para el estreno de la Ópera de París, suceden presencias misteriosas de un fantasma (Gerard Butler), Christine (Emmy Rossum), la joven cantante y bailarina de la compañía es la unica que se le puede acercar, ella sin estar consiente de que el fantasma está enamorado de ella, se dejará llevar por él.

Contraste 1 

El musical más importante de todos los tiempos llegó en una película inconsistente, falta de romance y misterio.

Nota: Antes de empezar este contraste debemos confesar que somos fans del musical; sin embargo, el análisis estará basado en la calidad del film y no por su música o la historia que tenemos con este musical.

fantasmaopera0495-xpHablemos primero de lo bueno: el diseño de producción, el vestuario y la dirección de arte fueron grandes aciertos en esta adaptación. Aunque trasladaron prácticamente igual el show, adaptaron muchas escenas a algo más cinematográfico. Sirvió mucho la transición de blanco y negro a color (tipo El Mago de OZ), así como las tomas abiertas de locaciones y lugares, que por obvias razones no puedes hacer en un teatro; puntos adicionales por la escena de la azotea y el cementerio, nos transmitieron el frío del invierno francés. El vestuario es increíble y diferente a la versión de Broadway, en algunas ocasiones se siente parte de un cuento de hadas. Algunos detalles modificados de la versión original también funcionaron: el detalle de la rosa o la historia de Madame Giry y el Fantasma dieron algo fresco para la gente que ya conoce el musical.

Aunque seamos phans, debemos ser justos y hablar de la parte negativa (en realidad partes negativas) de la película, para no hacerlo tan doloroso las enumeraremos:

  1. El director, Joel Schumacher tiene su nombre y en su haber tiene algunas películas buenas, sin embargo nos seguimos preguntando ¿por qué Andrew Lloyd Webber lo eligió? Creemos que un director como Rob Marshall, John Madden ,Adam Shankman o incluso Baz Luhrmann hubieran entendido mejor la teatralidad de la obra logrando plasmar todo el misterio y fuerza de los personajes, que esta versión claramente no tuvo. En general la dirección no fluye y se siente muy técnica, incluso con una antesala para el final bien construida (The Point of No Return) el final se cae, es flojo y carente de energía, los actores son los que sufren, más no los personajes.
  1. El casting, ni bueno ni malo, pero nos quedó a deber. Sí, de ahí Gerard Butler logró un nombre en el medio, pero seamos honestos, ni Christine ni el Fantasma lograron dar el ancho en voz ni actuación. Ambos se sienten tensos, tratando de seguir la pista y olvidando el romance/intriga de los personajes. Raúl (Patrick Wilson) se siente gris, sin embargo también el señor Wilson logró posicionarse.
  1. La edición de sonido también quedó abajo, con toda una orquesta detrás, la música no logra transmitir la fuerza del score.
  1. El diseño del set es muy inconsistente, por un lado tenemos un teatro increíble, un cementerio hermoso pero lúgubre o un salón majestuoso y lujoso, pero por el otro tenemos una guarida del fantasma débil e incoherente y unos canales totalmente apagados y deslucidos.
  1. El desarrollo de personajes también no tuvo un acercamiento correcto, aunque quisieron hacer más “humana” esta historia de amor, El Fantasma perdió todo poder y fuerza, Christine perdió su parte inocente pero atrevida y Raúl simplemente sirve como el tercero en discordia. Adicional a lo anterior, no hay ninguna química entre ellos.

En general, la transición de este musical no cumplió, se perdieron muchas cosas del material original que a su vez no fueron sustituidas por algo nuevo en la versión cinematográfica y los pequeños intentos por darle “identidad” y separarla de su versión en vivo no logró cuajar del todo.

Contraste 2 

A las actuaciones y a la dirección les hace falta más energía.

Hay muchos elementos que se necesitan para tener una película bien lograda y a ésta en nuestra opinión le hacen falta dos.

FOOCuando ves una película, una de las primeras cosas que te das cuenta es en la buena o mala actuación y aunque no quisiéramos calificar determinantemente si la actuación es o no buena, simplemente diremos que no cumple con lo básico, el único trabajo que tiene el actor es expresarnos lo que es el personaje, debe de interpretar la personalidad y el carácter, nos debe de hacer creer que lo que estamos viendo es alguien nuevo para los nosotros y el empoderamiento que tiene es en base a eso, al control que tiene sobre el público, el vaivén que le hace sentir y el lograr el interés de que quieran seguir conociendo al personaje. En pocas palabras debemos de ver al personaje y no al actor.

Por lo tanto los elementos actorales son primitivos en El Fantasma de la Ópera, no estamos seguros si es por el cast en sí o por la dirección que hubo hacía él, ya que parece que Gerard Butler, Emmy Rossum y Patrick Wilson, ponen todo su empeño para lograr un trabajo excepcional, pero honestamente no se las creemos, les hace falta ese click que hay entre los actores, les falta química y fluidez.

La música, la cual es obra de Andrew Lloyd Webber es espectacular, es garantía, pero no es garantía dejarla en manos de alguien que no puede interpretarla de manera justa y precisa, a nuestro parecer este es el caso. Simplemente deja mucho que desear la interpretación.

fantasma1¿Cuál es el segundo punto que le hace falta a la película?
La Dirección. Ya lo hemos dicho, es muy difícil plasmar un espectáculo teatral en la pantalla grande, y lamentablemente esta película no es la excepción, aunque debemos de reconocer que el esfuerzo es grande y que el director Joel Schumacher dejó mucho trabajo sinérgico en la cinta cinematográfica, lastimosamente el resultado no es el más brillante. El trabajo de Tim Burton como director artístico es complementario pero ni su labor logra complementar las escenas carentes de todo misterio, de este romanticismo que caracteriza a la obra, y no nos referimos al amor desbordante que puede tener una pareja, cuando a romanticismo nos referimos es a éste movimiento artístico que exaltaba la individualidad de un personaje, que se oponía terminantemente a los regímenes sociales y tradicionales, y que estaba cargado de subjetividad, algo que El Fantasma de la Ópera nos regala sin más, es una obra cargada de misterio subjetivo, con una categórica individualidad en todos sus personajes y sobre todo va en contra de todo lo que en su tiempo y ahora hemos visto, seamos honestos es una de las obras más aclamadas pero menos entendidas por el público, pero que nos transmite eso que nos hace poner las manos bajo las piernas y encogernos de la emoción que le genera al cuerpo, algo que simplemente la dirección de Schumacher no logró.

fantasma

Recomendación de ¿Cuál Vemos Hoy?: 

Phantom25

Si estás pensando ver esta película, mejor checa la versión del 25 Aniversario filmado en vivo desde el Royal Albert Hall.

Categorías

En Contraste

Etiquetas

,

alexladelasreflex Ver todo

Reflexiones de una joven e inexperta apasionada de la vida y de los detalles.

One response to “El Fantasma de la Ópera (2004) Deja un comentario

  1. Me encanto esta plicula es fascinante por su historia ,su música, su recreación del teatro, su reparto pero eso si en V.O (Version Original)
    Verla doblada es una medicridad.
    Saludos 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: